Inicio » Introducción

Introducción

Queridos/as amigos/as:

Un día 2 de julio de 2006 comencé a escribir, basándome en la Obra del Padre José Miravent sobre la Fundación y Progresos de la Real Isla de La Higuerita, unas líneas dramatizadas, con personajes y datos recogidos por nuestro Primer Párroco en aquel libro, que, como en otras ocasiones, habían sido escritas a vuelapluma, y que  tenían la única pretensión, una vez más, de ser guardadas en los cajones de casa.                        

El Ayuntamiento de nuestra ciudad, del que formo parte como Delegado de Cultura, había programado una serie de actos con motivo de la conmemoración de los 250 años de nuestra Fundación, y, concretamente mi Departamento, tenía el encargo de poner en escena una obra que tratara ese acontecimiento histórico tan importante para nosotros. Como quiera que no encontrábamos texto alguno que reflejara lo que se deseaba, con timidez le di a mi técnico municipal y director de teatro, Antonio Rus, las primeras tres escenas que tenía ya redactadas para que me diera, fuera de cualquier vinculación que le mediatizara, su opinión. Me llamó a las pocas horas y me invitó a seguir, manifestándome su tranquilidad al haber encontrado en esas páginas lo que él siempre pensó dirigir y llevar al escenario del Teatro Municipal.

            Después, mi amigo Pepe García Frigolet y su esposa Pepi Toscano, única y gran admiradora de cuanto hago, descontando, por supuesto,  a mi familia, supieron de la existencia de este trabajo, y una vez que se los leí, él me sugirió la idea de hacer, la empresa de la que forma parte, una pequeña edición. Encantado lo acepté, pero he de confesar de que con cierto miedo, porque soy gran temeroso del ridículo.

            Pero la tranquilidad total de que esta incursión mía en el mundo de las letras que traspasan los umbrales de lo privado, podría realizarse, me la dio Charo Olías, gran artista isleña entre las grandes, al llevar su extraordinario arte a las páginas de este humilde trabajo, hecho, eso sí, con todo el cariño de quien quiere apasionadamente  a su pueblo.

            Gracias a todos ellos, a mi amigo y Alcalde, Paco Zamudio, y a mi familia, por las muestras de ánimo que me habéis  dado.

            El  13 de Julio, doce días después de comenzar y coincidiendo con el inicio de las Fiestas del Carmen, terminé de escribir este relato que concluí con la única finalidad de ser representado teatralmente, y que tratando de profundizar en el escrito del Padre Miravent,  recogiendo los datos, situaciones y fechas que en él se relatan, comienzas, sorpresivamente para mí, a leer ahora. Espero que no te defraude y que, si así ocurre,  sepas perdonar mi tremenda osadía.

                                                   Isla Cristina, 15 de Julio de 2006

                                                       Fdo: Arturo Aquino González