Que vuele El Barrilete. Esta noticia bien lo merece
07/19/2016 – 9:31 am | 4 Comentarios

Es una buenísima ocasión para desempolvarlo, desliarlo y que vuele, que vuele y marque mil piruetas de vida por los cielos Isleños. Que El Barrilete de Isla anuncie que mi segundo nieto, Arturo Hormigo Aquino, …

Leer el resto de la entrada »
Carnaval

De nuestro Carnaval y de quienes mantienen viva su tradici

Efemérides

De las fechas importantes que marcan nuestra historia

El Hombre de Las Palmeras

De todo lo hablado con mi amigo de Las Palmeras

Local

De las noticias y cosas que ocurren en nuestro pueblo.

Personajes isleños

De nuestras gentes, de las personas que merecen ser recordadas.

Inicio » El Hombre de Las Palmeras

Me reencuentro con mi amigo El Hombre de Las Palmeras. No sabía lo que era un tanatorio

Enviado por en 03/31/2011 – 12:24 am2 Comentarios

-D. Serafín, antes de que usted me la lie le pido perdón. No vaya usted ahora a montarme el “pollo” porque hace mucho tiempo que no vengo. He tenido que hacer mis cosas y no he podido venir, así que… le pido me disculpe.

Él no reprime su enfado, pero acepta mis disculpas.

-¡Hombre D. Arturo, usted por aquí!. Es un honor inmenso el que me hace visitándome. ¡Vaya tela, vaya tela, vaya tela!. ¡Cuánto tiempo hace que no viene por aquí y yo esperándole para echar el único ratito que tengo para poder charlar!. ¡Bueno, bueno, bueno!. ¡Bien está con el Señor Arturo!. Ya se dignó en visitarme y…

Le interrumpo, no quiero más bronca. Tiene toda la razón, pero no quiero más bronca.

-¡Eh!, D. Serafín ya está. Le prometo que no volverá a ocurrir y vendré a verle con más asiduidad, se lo prometo.

Se tranquiliza y comenzamos ya de una forma distendida.

-Amigo mío, qué ganas tenía de echar una parrafadita  con usted. De verdad que sí.

D. Serafín se emociona.

-No, por favor, no vaya usted a ponerse a…

Logro cortar ese triste sentimiento y ahora sí comenzamos.

-Ya está, ya está. Tranquilidad que ya está. (Pausa). Los otros días pasaron por aquí unas personas mayores hablando de un… , sí, creo que era… tanatorio. Eso, sí, era tanatorio. ¿Qué es eso D. Arturo?.

Me echo a reir y le contesto.

-¡Ja, ja, ja, ja!. ¿Un tanatorio?. ¿Pues a ver cómo se lo explico yo a usted?. (Pausa). Un tanatorio viene a ser como el salón de las casas donde antes se velaban a los muertos, como el salón de su casa pero más grande y más nuevo, con unas buenas sillas que vienen a sustituir a las de enea y con un horno donde se quema al difunto.

Pega un respingo que casi se levanta del banco.

-¿Pero qué me dice usted?. ¿Entonces ahora los muertos no salen de sus casas?. ¿Y lo queman?. Pues a mí no. A usted lo dejo encargado de que cuando me lleven de aquí, prefiero el altillo de una nave o uno de sus rincones, antes de que me quemen. ¡Por Dios!. ¿Y eso es un tanatorio?. ¡Qué barbaridad!. (Pausa). Aquellas mujeres que pasaron decían que le habían puesto en la inauguración de la cosa esa un medio banquete, y yo supongo que lo que pondrían, como es cosa de muertos, serían fiambres,  unos huesos de santos y gusanitos.

Este hombre tiene unos golpes…

-¡Ja, ja, ja, jaaaa!. Pues no, pues no pusieron eso. ¡Ja, ja, ja!. Debieron de ponerlo, pero no lo pusieron. ¡Ja, ja, ja, jaaaa!.

Me frena en la carcajada.

-D. Arturo, por favor no se ría usted que me va a contagiar, me voy a mover y se van a dar cuenta los del bar que estamos hablando. (Pausa). Bueno, ¿y quien ha sido el primer guapo que lo han llevado allí?.

Yo sigo riéndome.

-¡Ja, ja, ja!. ¡Hay que risa!. Qué va, todavía no han llevado a nadie. ¡Mira que fiambre, gusanitos y huesos de santo en el convite!. ¡Hay que me orino!. ¡Ja, ja, ja, jaaaa!. Pero si el tanatorio no tiene luz. Todavía no han llevado a nadie al tanatorio porque Sevillana no ha enganchado la luz para que pueda funcionar.¡Ja, ja,ja!.

Se sorprende.

-¿Cómo, que lo han inaugurado y no funciona?.

Le contesto rápidamente.

-Pues no funciona. Como lo oye, no funciona y lo abren para que las gentes lo vean, como si lo que fueran a ver fuera una sala de exposiciones.

Se sorprende todavía más.

-¡Esto es lo más grande del mundo!. ¿Entonces… ?. ¡Ah!, ya caigo, ya caigo. ¡Las elecciones, esa son las elecciones que dicen que hay!. ¡Acabemos ya!. La Sra. Alcaldesa lo ha abierto por las elecciones. ¡Esto es lo más grande del mundo!. Yo es que…

Me marcho. Lo dejo relatando y le doy un toquecito cariñoso en las piernas. Sigue relatando.

-¡Esto es para morirse y que no te lleven al tanatorio!. ¡Es increíble!. ¿Y este pueblo se lo traga todo?. ¿Será posible?. ¿Entonces…  inauguran el tanatorio y no se puede utilizar?. Desde luego, desde luego, desde luego, esta es la Sra. Alcaldesa y este es su pueblo. Desde luego…

Y así se quedó D. Serafín relatando. Se quedó quieto como una estatua, pero relatando. Espero que cuando yo vuelva la próxima vez esté más tranquilo, porque así no hay quien hable con este hombre. ¡Qué mosqueo ha cogido!. Estoy convencido que cualquier día se levanta del banco, se va y no hay quien lo vea más. Ojalá eso no ocurra nunca, ojalá.

2 Comentarios »

  • mabeiker dice:

    Me alegra que vuelvas a visitar a tu Amigo de las Palmeras.Ya lo tenías un poco olvidado, pero ya sabes, las buenas amistades perdúran en el tiempo…
    Lo del “chalecito adosado al cementerio” manda guasa. Mira que tenerlo abierto para que los ciudadanos podamos “admirarlo”…!!
    ¡como si no tuvieramos ya practicamente garantizada la visita!!! y seguro que habrá gente que haya ido en bandada:; no me extraña.
    “Mari: que digo yo que como hace buena tarde, que te parece que hoy en vez de coger por el camino del paseo marítimo, cambiemos la ruta y vayamos por la playa y así entramos en el tanatorio que me han dicho en el super que “es digno de ver”, vamos, donde va a parar al de Ayamonte?”.(nosotros siempre con la puyita al “pueblo de al lao”)
    Espero que tu amígo se haya repuesto de tan curiosa novedad, pero por favor, no le digas que por encima de tanto diseño moderno, se eríge una tétrica chimenea que dá frío “na mas verla”, que se muestra macabramente altiva y desafiante, porque entonces, se quedará tu querído amigo mas tieso que está ya.

  • D dice:

    sabeis que esa chimenea que da miedo ver es ilegal, ya que los gases que produce el horno crematorio son tóxicos y no puede estar a una distancia mínima de la población, preguntadle a la señora alcaldesa, os dirá que “no le han dicho nada sobre ello”….como siempre

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario a continuación, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a los comentarios por RSS.

Se agradable. No cometas faltas de ortografía. No te salgas del tema. No hagas spam.

Puedes utilizar estos tags HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog está preparado para usar Gravatar. Para obtener tu propio avatar global, por favor, registrate en Gravatar blog.