Que vuele El Barrilete. Esta noticia bien lo merece
07/19/2016 – 9:31 am | 4 Comentarios

Es una buenísima ocasión para desempolvarlo, desliarlo y que vuele, que vuele y marque mil piruetas de vida por los cielos Isleños. Que El Barrilete de Isla anuncie que mi segundo nieto, Arturo Hormigo Aquino, …

Leer el resto de la entrada »
Carnaval

De nuestro Carnaval y de quienes mantienen viva su tradici

Efemérides

De las fechas importantes que marcan nuestra historia

El Hombre de Las Palmeras

De todo lo hablado con mi amigo de Las Palmeras

Local

De las noticias y cosas que ocurren en nuestro pueblo.

Personajes isleños

De nuestras gentes, de las personas que merecen ser recordadas.

Inicio » El Hombre de Las Palmeras, Ultima Noticia

Mi amigo “El Hombre de las Palmeras” estaba dispuesto a votar por correo a Zamudio, quien se ha comprometido a cambiar la solería de la zona centro

Enviado por en 10/04/2015 – 11:52 pmUn comentario

DSCN0884 Nota: Alguién me pidió que publicara, con motivo del cierre, una de mis conversaciones con mi amigo El Hombre de Las Palmeras. Ésta la escribí en la campaña electoral y no la publiqué entonces. Me queda otra que mantuve entorno a Ciudanos por Isla. Ahí va la primera.

Supe el compromiso del andalucista y me dirigí a entablar conversación con mi amigo, con el que no he podido hablar en los últimos tiempos, quien finalmente me pidió algo a lo que no me pude negar. Y aquí está, como no, aquí está.

- Don Serafín… ¿qué pasa?. ¡Buenas tardes!.

- ¡Hombre, amigo Arturo, qué ganas de verle!. Ya terminó la Semana Santa y… ¡qué ajetreo!. (Pausa). Me duelen los hombros de tanto niño subido y los oídos, los oídos me duelen de escuchar tantas cosas… (Pausa). Pero bueno, ¿qué le trae por aquí?.

Sin más preámbulo le comento.

- Pues además de saludarle, que el huertecillo de la casa del campo me tiene abducido, vengo a darle una noticia que salió y creo que le encantará.

- Pues… dígame. Dígame la noticia, que ya me doy por saludado. (Pausa). ¡Qué alegría de verle, amigo Arturo!.

- La noticia es la de un compromiso electoral. La noticia es que Paco Zamudio se compromete, si sale alcalde en las próximas municipales, a cambiar toda la solería de la zona centro y para ello destinará un porcentaje de las inversiones hasta terminar las obras.

Mi amigo se ve gratamente sorprendido y hasta le he visto hacer una pequeña mueca de asombro en su rígida cara.

- ¡No me diga!. ¿Y usted se lo cree?. (Pausa). Bueno, en realidad ese señor cambió íntegramente Isla Cristina. (Pausa). En el recorrido, de cuando me traían aquí al Paseo para dejarme en el banco allá por el 2006, vi más que un pueblo, una ciudad y he escuchado que arregló todo el casco antiguo, por ejemplo, hizo un teatro, una ciudad deportiva. Vamos, un escándalo de actuaciones urbanísticas.

Yo se lo corroboro.

- Así es, yo se lo puedo asegurar. Con él estuve en el gobierno durante ocho años y la transformación fue tremenda. Después, el gobierno que vino después y la crisis, digamos para no entrar en detalles, frenó la ciudad. En fin…

Mi amigo El hombre de las Palmeras no tiene arreglo. ¡Es un personaje!

- Pues yo voy a votar a Paco Zamudio, yo creo, por lo que oigo y veo en esa pancarta que él es necesario y además que si dice que cambiará ésto,DSCN0885 lo cambia. Así que… ¿Cuándo dice usted que son las elecciones?.

Yo me escandalizo,

 - ¿Pero cómo va a votar usted a Paco Zamudio?. Usted se imagina levantarse de aquí y aparecer el día de las votaciones en el Colegio del Carmen. Sería un escándalo. (Pausa). Ja, ja, ja, ja, ja,. Desde luego…

- ¡No hombre, no!, yo cómo me voy a levantar. Se formaría un follón de locura. (Silencio y pausa).  Verá usted, estoy escuchando que hay una movilización tremenda de gentes votando por correo y yo quiero votar también por correo. Seré uno más de los cientos que lo están haciendo. ¿O no?.

- No me fastidie don Serafín, cómo va usted a votar por correo. ¡Déjese de locuras, hombre!. Votar, votar, votar y votar. Me duele decírselo crudamente, pero usted no puede votar.

Don Serafín insiste.

- Pero yo quiero que se cambie la solería de toda esta zona y si ese señor se compromete a cambiarla, yo quiero apoyarlo.

- Mire, amigo mío, eso no puede ser, el votar no puede ser, ¿es que no se da cuenta que usted… ?  Otra cosa distinta es que nos la arreglemos para que las gentes sepan que usted apoya el compromiso de Paco Zamudio.

Sorprendido gira un poquito el cuello, levanta unos milímetros la cabeza de su mirada fija al libro y me da “autorización” para hacer pública su postura.

- ¿Y cómo lo hacemos?.

- Pues si usted quiere yo hago pública esta conversación en El Barrilete. Habrá quien se lo crea y quien no, pero es lo único que puedo hacer por usted. (Murmurando). Las gentes me van a tomar por loco.

No es que lo acepta, es que me lo pide.

- ¿Cómo que quiero…? Se lo ruego. Por favor, hágalo. Si no puedo votar, por lo menos que se sepa fuera de usted y yo, que yo apoyo la idea de Zamudio de cambiar, aunque sea por tramos, poco a poco, cada año algo, la solería de la zona centro de Isla Cristina.

- Pues nada, Don Serafín. Eso está hecho, aunque sabe Diós lo que dirán cuando lo lean en el blog.

Me suena el teléfono. Es mi hija.

- ¡Dime, María José!. ¡Dime!.

- Papá, vente para acá que el chico no para, me tiene arriñonada. Vente, le das un paseo y se lo llevas a mamá. ¡Anda, por favor, vente rapidito!.

- Ahora mismo está el papá ahí. Ya me voy. ¡Hasta ahora!.

Me despido de D. Serafín.

- D. Serafín le dejo que…

- Amigo, ya, ya me he enterado y lo entiendo perfectamente. Vaya, vaya tranquilo, pero no se olvide lo de El Barrilete.

- Desde luego que no. Esta noche lo echo a volar y que salga el sol por donde salga, nunca mejor dicho.

Me levanto apoyando las dos manos en el banco para impulsarme, y me marcho, no sin antes decirle bajito, muy bajito…

- Vaya marrón en el que me mete usted, D. Serafín. Que todo sea por la causa. Hasta luego y que San Lucas, patrón de Isla Cristina, nos dé su protección.

Y él termina la conversación.

- ¡Amén!.

Un comentario »

  • Mª PAZ DE LA IGLESIA dice:

    Ojala se hubiera cumplido el deseo de D. Serafín. Que pena leer el último artículo tuyo . Sigo esperando que después de unos meses de relajamiento, volvamos a tenerte,ya que tus artículos son muy necesarios para la gente de dentro y fuera de Isla . Que te vaya fenomenal en su tu vida.

Leave a comment to Mª PAZ DE LA IGLESIA

Añade tu comentario a continuación, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a los comentarios por RSS.

Se agradable. No cometas faltas de ortografía. No te salgas del tema. No hagas spam.

Puedes utilizar estos tags HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog está preparado para usar Gravatar. Para obtener tu propio avatar global, por favor, registrate en Gravatar blog.