Que vuele El Barrilete. Esta noticia bien lo merece
07/19/2016 – 9:31 am | 4 Comentarios

Es una buenísima ocasión para desempolvarlo, desliarlo y que vuele, que vuele y marque mil piruetas de vida por los cielos Isleños. Que El Barrilete de Isla anuncie que mi segundo nieto, Arturo Hormigo Aquino, …

Leer el resto de la entrada »
Carnaval

De nuestro Carnaval y de quienes mantienen viva su tradici

Efemérides

De las fechas importantes que marcan nuestra historia

El Hombre de Las Palmeras

De todo lo hablado con mi amigo de Las Palmeras

Local

De las noticias y cosas que ocurren en nuestro pueblo.

Personajes isleños

De nuestras gentes, de las personas que merecen ser recordadas.

Inicio » General, Ultima Noticia

Ahora es la Tárrega quien ofende a Andalucía. Maldita seas un millón de veces maldita

Enviado por en 10/25/2013 – 12:09 am3 Comentarios

cristina_tarrega_2[1]Estoy hasta el último pelo de mi casi rapado cogote de que insulten a Andalucía y a los andaluces. No sé por qué pero un día sí y otro también sale alguien despreciándonos o poniéndonos a parir. Esto es sencillamente inaguantable y algo tendríamos que hacer.

Hace un tiempo que algunos políticos catalanes nos pusieron en el punto de mira de sus críticas. Vidal Cuadras, Duran i Lleida o la antigua dirigente del PP catalán, la Negreira, nos dieron por todos lados: que si Blas Infantes era un imbécil, que si no sabíamos hablar y éramos unos incultos, que éramos unos jaraganes y vivíamos de las subvenciones. En fin, que nos dieron por todos lados. A este pueblo que engendró a emperadores romanos; premios nobel de literatura; a artistas que con su quejio y pellizco han deslumbrado al mundo; a trabajadores emigrados que han levantado imperios industriales en esta tierra patria que quieren ahora abandonar; a políticos que murieron en la cuneta por estar comprometido con su pueblo, nos dicen que somos idiotas, incultos y vividores. ¡Malditos seáis un millón de veces un millón!.

Aquella fue la exclamación que proferí cada vez que les escuché ofender a esta maravillosa tierra verde y blanca que ha dado tanto y a la que le han negado tantísimo.

Y hoy vuelvo a decir… ¡maldita seas un millón de veces un millón!. Maldita seas, Sra. Tárregas. ¿Qué puñetas te ha hecho Andalucía para que te dé asco?. No lo entiendo, no acabo de comprender cómo para encumbrar a la tierra de uno, en este caso una, Valencia, hay que menospreciar a la de otros, y concretamente a la de su marido, que es Andalucía. No acabo a atisbar una razón con medio gramo1382036128_extras_portadilla_0[1] de intelectualidad. Eso tiene que ser por pura envidia. Quizás ahí esté la cuestión. Y me explico.

A mí no me extrañaría que esa mujer ensiliconada no tragara la belleza natural de las andaluzas; que se revenchinara en los sesiones de rayo uva pensando en la piel morena de las mujeres de mi tierra; que se cabreara cada vez que intenta hacerse la graciosa y piensa en la gracia natural de nuestras hembras. A mí no me sorprendería nada de eso. Absolutamente nada. Como que tampoco me pasmaría que nos envidiara la luz de nuestro sol, la transparencia de nuestro  mar, la belleza de nuestras montañas, la blancura de nuestra nieve, el color de nuestra tierra. Por ahí creo yo que van los tiros, los tiros disparados de esta mujer a la que Andalucía ha acogido en multitud de ocasiones, como nadie sabe hacerlo, y como ella no se merece.

Para mí la Tárrega ha terminado. No la quiero por mis alrededores. No sé si ha pedido disculpas, pero tampoco me importa. Ella está desde hace 72 horas en la lista de quienes han ofendido a Andalucía y a los andaluces y a éstos no los perdono jamás. Qué me gustaría que este pueblo tuviera la memoria que yo tengo para quienes nos atacan. Qué me gustaría en ocasiones poner un paredón en Despeñaperros con una puerta pequeñita con un cierre automático para que se fechara en la cara de quienes un día abrieron sus bocazas para difamarnos y despreciarnos. Qué me gustaría que de una vez por todas esta tierra se defendiera ante tanto impresentable y dijera ¡basta!, que ya se acabó, que ya está bien y que se terminó tanta amabilidad y regodeo con quien la ofende. Qué me gustaría, en fin, que la quisiéramos más de la que la queremos. Aunque yo no creo que la pueda querer más. ¿Y a usted todavía le cabe quererla un poquito más?. Pues si así es, ¡adelante!, a ver si poniendo esa mijita logramos lo que ella se merece, que es simplemente que la respeten, como ella respeta. Simplemente eso, que, por cierto, no es nada el otro mundo. Vamos, digo yo, que no es nada del otro mundo. Pues eso.

3 Comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario a continuación, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a los comentarios por RSS.

Se agradable. No cometas faltas de ortografía. No te salgas del tema. No hagas spam.

Puedes utilizar estos tags HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog está preparado para usar Gravatar. Para obtener tu propio avatar global, por favor, registrate en Gravatar blog.