Que vuele El Barrilete. Esta noticia bien lo merece
07/19/2016 – 9:31 am | 4 Comentarios

Es una buenísima ocasión para desempolvarlo, desliarlo y que vuele, que vuele y marque mil piruetas de vida por los cielos Isleños. Que El Barrilete de Isla anuncie que mi segundo nieto, Arturo Hormigo Aquino, …

Leer el resto de la entrada »
Carnaval

De nuestro Carnaval y de quienes mantienen viva su tradici

Efemérides

De las fechas importantes que marcan nuestra historia

El Hombre de Las Palmeras

De todo lo hablado con mi amigo de Las Palmeras

Local

De las noticias y cosas que ocurren en nuestro pueblo.

Personajes isleños

De nuestras gentes, de las personas que merecen ser recordadas.

Inicio » Personajes isleños

Casi dos años después, el Pabellón de Deportes sigue sin llevar oficialmente el nombre de D. Manuel López Soler

Enviado por en 11/20/2012 – 12:09 am4 Comentarios

Un día 11 de enero del 2011 publiqué un artículo en “El Barrilete de Isla” en el que me congratulaba de pertenecer a una corporación sensible con la figura de un Isleño irrepetible, Don Manuel López Soler. Me sentía feliz porque había participado con mi voto en el plenario del ayuntamiento de Isla Cristina para que se iniciaran los trámites y, finalmente, el Pabellón Municipal de Deportes llevara su nombre como reconocimiento a su entrega absolutamente altruista al desarrollo del deporte isleño. Han pasado desde entonces casi dos años e, inexplicablemente, todo sigue igual. No lo comprendo.

La crisis es, sin duda, justificativa de muchas cosas, de muchos retrasos en la vida municipal, pero jamás da razón al olvido de un tema de esta índole. Nada justifica que al día de hoy todo esté en el mismo sitio, en el mismo renglón del trámite en el que se dejó. La crisis no puede dar explicación a la insensibilidad. Jamás.

Yo conozco el camino de un asunto de esta índole. Yo, precisamente yo, hice el Reglamento de Honores y Distinciones que hoy en día está vigente en el ayuntamiento de Isla Cristina. El primer paso se dio; el siguiente tenía que darlo la alcaldía nombrando al instructor del expediente para que la Comisión Especial, formada por todos los miembros del plenario, aprobara el documento y la propuesta final pasara nuevamente a pleno. Así recuerdo todo el proceso y creo no equivocarme. Lo cierto es que aquella legislatura concluyó en mayo, ésta comenzó en julio y 17 meses después, 22 en total, este asunto está olvidado en los cajones de la inopia. Imperdonable.

Asumamos que a este punto hemos llegado y no entremos en discusiones ni justificaciones banales. Retómese el asunto de forma absolutamente inmediata. Que no se pierda ni un segundo más, que se nombre al responsable de recopilar datos, se reúna la Comisión Especial, que delibere y eleve al plenario la propuesta. Que se haga ya. Nadie, y menos D. Manuel López Soler y su familia, quien accedió de forma absolutamente generosa a que el nombre de su querido esposo, de su padre, diera categoría al Pabellón Municipal de Deportes y sellara visiblemente su generoso paso por la Isla Cristina que tanto quiso, merece que esta injusticia, sólo achacable al olvido, gane un segundo más en el reloj que marca el curso de lo intrascendente o lo escasamente importante.

No saben ustedes cuánto me gustaría estar equivocado y que este desliz que denuncio fuera una tremenda falsedad basada únicamente en mi falta de memoria o información, pero creo que no. Si así fuera, pediría perdón, mil perdones. Pero creo que al día de hoy, 18 de noviembre de 2012, siendo las 18 horas y 34 minutos de la tarde, el trámite municipal se empezó en la legislatura pasada y en esta que corre, aún no se ha concluido. Creo que estoy en lo cierto, lamentablemente, creo que estoy en lo cierto.

En fin, pónganse las pilas. Eso es lo importante en este asunto. Estoy convencido y soy capaz de apostar una mano de que el olvido es sencillamente la razón, un lamentable olvido es la causa, pero olvido de todos, de quienes gobiernan y de quienes están en la oposición y se han olvidado también de que el Pabellón Municipal de Deportes ya tenía, por justicia y honra de ese gran ser humano del que tuve el inmenso honor de ser alumno, compañero y amigo, que llevar el nombre de Don Manuel López Soler.

Perdón, Don Manuel, también por mi dejadez y porque de forma casual, entrando en las tripas del blog, me topé con lo que escribí entonces y ha motivado el que aquí esté ahora invocando su memoria. He fallado yo también al no montar antes esta pancarta en “El Barrilete de Isla”. Siempre estuve en deuda con usted por el cariño que me tuvo y la colaboración que siempre me prestó. Un abrazo allí donde esté. Un fuerte abrazo de éste que siempre le respetó y admiró.    

4 Comentarios »

  • Carmen dice:

    Muchas gracias por tus palabras Arturo.

    Cómo se le sigue echando de menos…

  • Paco dice:

    Amén….Poco más se puede decir, al menos sin ofender y/o insultar a nadie, aunque, desgraciadamente, en muchas ocasiones ese sea el único camino.

  • Manuel de Jesús López dice:

    Francamente, no sé a quién se le ocurrió la extraordinaria idea de poner el nombre de D. Manuel López Soler al Pabellón de Deportes; pienso que quién o quienes lo propusieron no hicieron otra cosa que no fuese atender al propio sentido común de todos los chavales isleños que, gracias D. Manuel y a su poca adicción a la siesta, pudimos disfrutar de aquellas maravillosas tardes de verano jugando al baloncesto o al voleibol.
    En la Isla Cristina de finales de los años setenta y comienzo de los 80 del siglo pasado, no había pabellón de deportes alguno. La localidad se caracterizaba, entonces, por un turismo estival muy familiar e integrado con el resto del pueblo. Eran frecuentes las pandillas mixtas de chicos veraneantes e isleños, cuya amistad muchos guardan hoy en día. En esa Isla Cristina veraniega, en la que ya comenzaba a merodear las drogas, las ganas y la afición de aquel maestro que se encargaba de abrir y organizar el patio del colegio Ángel Pérez para que los chavales pudiéramos practicar deportes de equipo, nos salvaba del hastío de las tardes de estío.
    Sólo recordar la palabra verano de mi juventud me traslada a aquella Isla Cristina ideal en la que D. Manuel se hacía respetar, unas veces, a base de explicaciones técnicas y, otras, a base de camaradería. Solo por eso, y por que de aquel ramillete de jóvenes se nutren hoy los diversos partidos políticos, no habría otro nombre más apropiado para el Pabellón de Deportes de Isla Cristina.

  • Manuel de Jesús López dice:

    ochenta y no 80 ¡Lo siento!

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario a continuación, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a los comentarios por RSS.

Se agradable. No cometas faltas de ortografía. No te salgas del tema. No hagas spam.

Puedes utilizar estos tags HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este blog está preparado para usar Gravatar. Para obtener tu propio avatar global, por favor, registrate en Gravatar blog.